domingo, 8 de noviembre de 2009

EL TIMILPAN QUE QUIERO

La historia de los pueblos, las escriben los hombres.

En el Municipio de Timilpan Estado de México, hoy se levanta nuevamente, con una nueva luz, con la luz de la esperanza, de la organizaciòn de los aspectos más intensos de la vida social cotidiana. Su vaiven político está cada vez más competido, pues la participación ciudadana sale a las calles a manifestar (se) sus descontentos sociales, sus intensiones a cambiar los patrones culturales que han seguido y que han dado malos frutos en las convivencias sociales administrativas que han dado muestra de un desquebrajo en los desatinos de la aplicación de una legislación no concreta, no basta, no útil a la comunidad.

Hoy salen a manifestarse y a lograr reconstruir sus máximas aspiraciones, a elegir a sus delegados municipales. Pero es ver bien a quién se va a elegir. Los personajes desfilan, pero no son los idóneos, no son los suficienmente hombres con atributos lideriles, son hombres comunes, que viven mundamnamente y que no proveen nada a la comunidad, solo son hombres y mujeres ajenos a los verdaderos intereses de construcción social.
Qué características deben tener estos hombres:
vision de comunidad
visión cultural
visión ciudadana
visión en la educación
visión en la solución de los problemas
Capacidades de participación para promover el desarrollo.
Entendimiento en la aplicación de leyes y reglamentos.
Promoción de la comunidad en todo el País.
Atención a la infancia y a la senectud
Promoción del deporte y la cultura.
Atención a los problemas de salud, en especial a la discapacidad
Involucramiento en los problemas sociales.
Defensor de los derechos humanos.
Capacidad resaltada en las negociaciones con autoridades Municipales y Estatales.
Liderazgo comunitario
Habilidades humanas para conversar y entender


Son algunas que veo que vislumbro como características para un buen representante de la comundad para diferentes escenarios.

Si las intensiones son tener un hombre para la burla, para la denigración de la personalidad y de cada unos de los aspectos mencionados que pongan las autoridades a ese hombre que envona en el vacio que queda para el poder delegacional.

No cuenten conmigo, no soy ese tipo de hombre que se queda callado ante la denigración de la cultura comunal en beneficio de otros despiadados y abusadores hombres en caza de fortunas y en uso del poder para hacer menos a los menos y a los otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada