jueves, 30 de septiembre de 2010

La LEP y los propósitos

Escuela y contexto social.

Introducción

Uno de los componentes fundamentales de la formación de las educadoras1 de preescolar es el conocimiento de las características del trabajo docente en la escuela, así como de las necesidades y exigencias del trabajo en el aula. La capacidad para comunicarse eficazmente con los alumnos, diseñar estrategias y actividades didácticas adecuadas, interpretar y valorar sus reacciones en el transcurso de las clases y responder en forma oportuna y apropiada a las situaciones imprevistas, son condiciones para desarrollar una tarea educativa eficaz con los alumnos de educación preescolar. La formación de estas competencias sólo se logrará en la medida en que las estudiantes observen, vivan la experiencia y enfrenten los desafíos cotidianos de la actividad docente.
El plan de estudios de la Licenciatura en Educación Preescolar incluye, como uno de los ejes de la formación inicial de las futuras educadoras, el Área de Acercamiento a la Práctica Escolar con la finalidad de que las estudiantes adquieran las competencias profesionales y la confianza necesarias para trabajar con los niños y para establecer relaciones de colaboración con otras docentes y con las madres o los padres de familia. Los cursos que componen esta área incluyen temas específicos, sugerencias de actividades y prevén el tiempo necesario para organizar, desarrollar y analizar las jornadas de observación y práctica docente.
Escuela y Contexto Social es el primer curso de esta área. Su propósito principal es que las estudiantes normalistas exploren las características de los planteles de educación preescolar: sus formas de organización y funcionamiento, el contexto social y cultural en que se ubican, las funciones que desempeña el personal que trabaja en la escuela y la población infantil que atiende. Se pretende que la estudiante, desde el principio de su formación, conozca las características de su futuro campo de trabajo y, por tanto, la importancia de la labor de las docentes de educación preescolar y los retos que enfrentan.
El tratamiento de los contenidos que incluye el programa no se agota con este curso, todos los temas o cuestiones se volverán a tratar en los siguientes semestres, ya sea en los cursos que corresponden a este campo o en otras asignaturas del plan de estudios.
A continuación se describen las características generales, la organización de contenidos, las sugerencias para evaluar y los propósitos del curso; asimismo, se incluyen los apartados correspondientes a cada bloque con los temas que lo integran, la bibliografía básica y las actividades sugeridas para el estudio del programa. Posteriormente se presenta una serie de orientaciones para organizar, desarrollar y sistematizar las observaciones en el jardín de niños.
Características generales
1. En este curso, las estudiantes realizarán actividades de estudio, lectura y análisis en el ámbito de la escuela normal, junto con actividades de observación en los planteles de preescolar y en un grupo de primer grado de una escuela primaria. La observación de escuelas ubicadas en diferentes contextos (urbano, urbano marginado, rural y, si es posible, en un medio indígena) es indispensable para que las estudiantes normalistas, desde el comienzo de sus estudios, se familiaricen con el ambiente de trabajo en el jardín de niños, se percaten de las actividades que realizan las docentes y los niños en el aula y en otros espacios, y perciban la influencia del contexto inmediato en la dinámica escolar.
Con el fin de aprovechar al máximo la estancia en los planteles de educación preescolar es necesario preparar y organizar las actividades que realizarán las estudiantes durante cada jornada de observación; para ello, conviene elaborar una guía de observación, considerando tanto los temas propios de Escuela y Contexto Social como los que se deriven de otros cursos del primer semestre, y las dudas o inquietudes generadas a través de la lectura de textos. Para organizar la jornada de observación y elaborar la guía respectiva es necesaria la coordinación entre los maestros que imparten otras asignaturas en el primer semestre.
2. El programa reserva tiempo específico para sistematizar y analizar la información y la experiencia que las estudiantes obtienen durante la visita al jardín de niños. Este análisis posterior a cada visita es indispensable para que la observación tenga un sentido formativo y contribuya realmente al conocimiento del trabajo escolar. Al analizar las experiencias, las estudiantes podrán comparar la información que aportan los textos acerca de los planteles de educación preescolar con las impresiones, datos o juicios que obtengan o se formen a partir de la observación durante su estancia en los planteles escolares; con esta base, las estudiantes obtendrán evidencias para enriquecer, y aun para cuestionar, las ideas expuestas en los textos estudiados.
La sistematización y, sobre todo, el análisis de la experiencia obtenida durante las estancias en la escuela son muy importantes para darle sentido formativo a la observación. Además, le permitirá sintetizar el aprendizaje y plantear nuevas dudas, preguntas o retos para el conocimiento de las escuelas. Tomando en cuenta que durante este curso las estudiantes realizarán su primer acercamiento a la realidad escolar, es importante recordar que el fin principal de la observación y del análisis no es calificar
o criticar –en forma apresurada y con escaso fundamento– lo que sucede en el aula y en la escuela, ni tampoco buscar modelos de docencia a imitar, sino que las estudiantes se inicien en el reconocimiento de la complejidad de los planteles de educación preescolar e identifiquen algunos retos que enfrentan educadoras y alumnos, y las formas como los enfrentan.
3. El enfoque del curso involucra a las estudiantes en un proceso continuo de estudio-observación-análisis sobre las relaciones de la escuela con su contexto; el trabajo de observación está articulado con la lectura, reflexiones, discusiones y análisis que se realizan en la escuela normal. Todas las actividades son importantes para lograr los propósitos del curso.
4. El registro de las experiencias que las estudiantes obtienen en las visitas a las escuelas constituye un recurso fundamental para sistematizar la información y valorar los avances que se van logrando. Por ello, se sugiere la elaboración de un diario de prácticas. En él se registrarán aspectos relevantes que se observaron; sucesos imprevistos, conversaciones con niños, docentes o padres de familia. El diario será enriquecido con cada una de las visitas que hagan a la escuela y con los resultados de las actividades que realicen.
5. El programa está organizado en bloques temáticos por razones de orden práctico. El estudio de los primeros temas permitirá que las estudiantes se acerquen al conocimiento de las escuelas para que tengan mayores elementos de observación durante sus primeras visitas. Sin embargo, el estudio de los temas no se agotará al terminar las actividades correspondientes a un bloque, sino que se espera que durante el curso las estudiantes enriquezcan paulatinamente su conocimiento acerca de todos los aspectos de la vida escolar: en cada estancia, las estudiantes tendrán oportunidad de observar el desarrollo de la vida escolar en su conjunto, por lo tanto, la disposición de los temas en los bloques del programa no debe asumirse como una secuencia rígida; es indispensable que –desde el principio del curso– tanto profesores como estudiantes identifiquen todos los temas de este programa para que en cualquier momento puedan incorporarlos como parte de la observación, el estudio o las reflexiones que se realicen durante el semestre.
Con este curso no concluye el conocimiento de la escuela; por el contrario, es el inicio de las experiencias de las estudiantes en el ámbito real de su futuro desempeño y el antecedente para integrarse, en los semestres posteriores, al trabajo directo con las docentes y con los niños que cursan la educación preescolar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada